viernes, 28 de marzo de 2008

RISOTTO PATA NEGRA - HEMC20

Un inciso en mi semana bronquitico-tomatil para poneros esta receta que es mi aportación al Hemc20 de este mes, dedicado al jamón.A mi hay tres cosas que no me cansan por mucho que las coma. La tortilla de patatas, el micuit de foie y el jamón ibérico, lo cual demuestra que los productos para mi son igual de buenos siendo baratos que caros, sencillos que una delicatessen, ..... Para mi una ración de un buen jamón (y digo buen porque hay sitios donde le llaman jamón ibérico a cualquier trozo de carne secado y veteado de grasa) es un manjar. Sin abalorios, decoraciones ni monsergas. Una panera al lado con pan reciente y una copita de vino. Quien da más? Como esto me parecía un poco "parco" en cuanto a elaboración de cara a presentarlo como mi aportación mensual al HEMC20 , que este mes se dedica a este noble producto (lo siento por los vegetarianos, lo que se pierden!!), he querido realizar una receta lo más parecida a algo sencillo como el pan con jamón.

He querido unir este producto tan nacional con arroz para convertirlo en un risotto de jamón a ser posible pata negra, claro está. Si es de Jabugo, de Guijuelo o de Trevelez me da igual, al gusto de ustedes. Eso si, no me hagan este risotto con paleta de la de oferta porque no será lo mismo. Esa la usan para otros menesteres, que tiene también múltiples opciones.

Teniendo en cuenta que no necesitamos más que unas lonchitas, tampoco el precio se nos va a disparar. Con un jamón de bellota, pata negra, ibérico...ya nos conformamos.
Ingredientes:
- unos 100 gr de jamón cortado finamente
- 1 loncha más gruesa
- arroz bomba
- media cebolleta
- medio vasito de vino blanco
- caldo de jamón (hecho por nosotros con alguna punta o comprado por ejemplo de Aneto)
- una cucharada de mantequilla
- un chorrito de nata
- un poquito de queso parmiggiano rallado

Lo primero que haremos será meter la loncha de jamón cortada más gruesa en el horno encima de un silpat o de papel de horno. A horno medio lo tenemos hasta que lo veamos crujiente, que no quemado.
Picamos la cebolleta finamente y la pochamos en la mantequilla. Echamos el arroz y lo rehogamos un momento todo junto. Añadimos el medio vaso de vino blanco, dejamos que evapore. Habremos calentado el caldo de jamón que se lo iremos añadiendo a poquitos y esperando que lo "chupe" nuestro arroz. Pasados 16 minutos haciendo esto y fuera del fuego, le añadiremos un chorrito de nata, el queso rallado y removeremos bien. Lo dejamos reposar unos minutos y servimos el risotto en el centro, con las lonchas en los laterales del plato y en el medio colocamos "insertada" el estandarte nacional, la loncha crujiente de jamón con unas lascas de parmiggiano, por eso de que tenga el toque risotto. Ya había hecho una presentación similar con otros ingredientes en el risotto de espinacas con salmón y lascas de parmiggiano.
Plato aparente, plato sabroso, plato para chuparse los dedos. Espero que os animéis y que veais que el jamón es una bendición sea en el plato que sea.

1 comentario:

manel dijo...

totalmente de acuerdo con el comentario inicial y felicidades por la receta, me encanta el arroz y el jamón, por lo que no tardaré en hacerlo.
he echado un vistazo a tu página y me han gustado muchas cosas, como los aperitivos de cuchara, pero sobretodo, los monográficos sobre el tomate o los tomates, que me han sugerido muchas ideas.
felicidades y adelante con el bloc!
ah! no et preocupis pel teu català, que és molt bo per ser de sant sebastià. fins aviat!

Related Posts with Thumbnails