jueves, 20 de marzo de 2008

BANANA TEMPURIZADO CON CRUMIEL Y REDUCCIÓN DE RON

Qué queréis que os diga? Toda la vida cuando mis padres me llevaban al Restaurante Chino de Aldamar en San Sebastián yo estaba deseando que llegara el postre. Platano frito con miel! No aceptaba otras sugerencias paternas. Mmmmm qué buenos recuerdos. Mi hermano y yo correteando entre las mesas, todos comiendo con palillos chinos desde pequeños porque mis padres nos habían enseñado....jo, qué tiempos!
Bueno, el caso es que con esto de la tempura y a pesar de que mi primera intención había sido hacer una tempura de verduras y gambas para demostraros lo facil que era, esta noche nos ha entrado el capricho de algo dulce. Los que seguis el blog ya veis que no hago mucho dulce. No porque no me gusta (que lo cierto es que antes era muy golosa y cada vez menos) sino porque es mucho más sencillo hacer un entrante, un pintxo, un arroz, pasta....que un buen postre. Hay que tener en cuenta los gramos a rajatabla y ser muy precisos en los pasos a seguir. Y yo, como bien reza el título de este blog estoy un poco loca y soy una acelerator. Así que prefiero dejar los buenos postres a quienes tienen la paciencia y maña para hacerlos. Hay algunos blogs buenísimos con cantidad de postres, como por ejemplo el de Carlos Valencia (es bestialmente profesional e impresionante) o el de Las recetas de Sara, La cocina de Auro y otros muchos.

Peeeroooo... a pesar de esta premisa que tengo asumida de que no soy muy buena repostera, a veces la gula aprieta y hay que ponerse de un modo u otro las pilas. Así que no sé por qué consecución extraña de ideas comenzando con la tempura he terminado con esas ganas de platano con miel estilo chinorri. Pero en vez de frito he decidido "tempurizarlo" y...... en vez de miel voy a estrenar la miel cristalizada Crumiel de las Texturas Bulli que le va perfecto. Y para rematar y recordando el ron que el chino de turno echaba por los platanos y flambeaba...voy a hacer una reducción de ron para darle el último "toque".
Dicho y hecho.
- Harina + agua helada = Tempura
- 1 plátano por persona cortado en trozos más o menos de bocado o dos bocados
- Miel cristalizada (Crumiel)
- Una tacita pequeña de Ron Añejo (no tenía otro)+ un poco de azúcar

Lo primero que hacemos es la reducción que lleva un cuarto de hora o asi. Se pone en un cazo pequeñito el ron y unas 3 cucharadas de azúcar. Lo dejamos a fuego lento y nos olvidamos (estará hecho cuando tenga consistencia de jarabe).
Cuando ya esté hecho nos ponemos con el plátano. Lo pelamos y lo cortamos en tres mas o menos de manera que luego los podamos poner "de pie" para que queden más chulo a la hora de emplatarlo. (los meto un minuto en el micro para que se hagan por dentor algo y estén más dulcecitos y blanditos). Cuando ya estén frios otra vez preparo la tempura. En una taza pongo harina y echo un poco de agua helada. Con un tenedor le doy un par de vueltas y veo la consistencia. Un poco más de agua porque ha de quedar una salsita espesa de manera que se quede en lo que queremos hacer tempura pero sólo una fina capa osea no puede ser espesote.

Mientras hacíamos la masa de tempura hemos puesto en un cazo como 4 o 5 dedos de aceite de girasol (no tengo de palma ni de sésamo ni otros salvo de oliva y quedamos que no lo hacemos con oliva). Lo caliento y para ver si está a punto si no tenéis termómetro echáis unas gotas de masa. Tienen que bajar un pelin y subir a flote. Si se van hasta abajo es que aún está frio. Si se quedan en la superficie y burbujea mucho es que está demasiado caliente.

Ponemos tandas de dos trozos de plátano cada vez para que no baje mucho la temperatura del aceite. Se trata de que quede crujientito pero no dorado. La tempura a diferencia de la gabardina es blanquecina y ha de verse a través de la capa el color del producto. Lo sacamos y lo ponemos sobre papel absorbente aunque si se ha hecho bien no ha de quedar aceitoso. Hacer el resto.
Emplatado:
Ponemos una linea horizontal en un plato de la reducción de ron añejo. Colocamos los tres trozos de plátano apoyados de pie y los rociamos con una buena capa de Crumiel - Miel cristalizada que le va genial y un poco del polvo de naranja a los lados por el toque de color y porque me apetecía estrenarlo. Un trocito de menta...y a pesar de no ser el típico plátano frito con miel y ron, cierro los ojos y estoy con mis padres y mi hermano con unos palillos en la mano.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

bestial. En lo estético, en lo creativo, en lo currado mentalmente para que se parezca al tipico platano frito de los restaurantes chinos pero modernizado, renovado y creo que mucho más ligero y etereo.Enhorabuena sin duda.
Carlos

VelSid dijo...

En casa también somos adictos al "platanofritoconmiel" y mucho más hechos en casa. Tu versión nos ha encantado Astrid, seguro que más de un oriental te lo copia. También recibe nuestra enhorabuena.

Besos

Sonia dijo...

Hola Astrid, tu recta de platano me ha encantado porque nosotros en casa nos los comemos de muchas maneras ya que nos encantan, sobre todo frito porque una familia Cubana me encseño a hacerlo es una delicia. Desde el pequeño pueblo rural, animo

LOCADEBARNA dijo...

me alegro que os haya gustado. A los que os asusta el tema de lo de tempura, crumiel y compañia, simplificarlo. Un rebozadito de harina y huevo batido, miel rebajada con agua en un cazo...un chorrito pequeño de ron, y a disfrutar.

_IShtAR_ dijo...

ains..llevo hora y media babeando con tu blog...soy vegetariana, apunto de flaquear con tus platos, aunque hay muchas opciones tambien!!! hare alguna cosita que he visto, muy rico todo!!!
saludos!!!creo que voy a comer ya....

_IShtAR_ dijo...

hola, llevo hora y media leyendo tu blog..que hambre chica, creo que voy a comer ya!! soy vegetariana, pero me he puesto a flaquear con muchas recetas!!, aunque hay algunas opciones tb...
creo que intentare hacer alguna obra de arte de las tuyas...

en serio, voy a comer ya!!!

Related Posts with Thumbnails