jueves, 29 de mayo de 2008

TALLARINES O TAGLIATELLI VEGETARIANOS CON TOMATE Y ALBAHACA

Lo siento, hoy tengo que darme un beso a mí misma. Madre mía que bueno! Sólo para los que os guste la verdura, eso sí.
Quería comer pasta. Unos tallarines o tagliattele (nombre italiano) con tomate y albahaca natural de la plantita...mmmmm. Me apetecía un montón.

Pero mi conciencia me ha dicho....deberías comer verdura, deja la pasta para el fin de semana que me permito alguna licencia en mi dieta.
Así que he sido una "niña buena" y me he ido a la cocina con un mohín de pena en los labios dispuesta a prepararme un plato de verdura.

He visto un calabacín, y pensaba hacerme una crema. He empezado a pelarlo (a veces pelo la piel verde, otras no, depende del viento que sople). Eureka!! Mi mohin se ha convertido en una sonrisa de oreja a oreja....ya tenía los tagliatelle!

Me he puesto como una descosida a darle al pelador de arriba abajo para que salieran tiras largas, y he cortado todo el calabacín así, hasta llegar al núcleo central donde están las pepitas, que lo he deshechado.

Mientras lo pelaba he puesto una cazuela con agua y sal al fuego y cuando ha comenzado a hervir he echado todo las tiras de calabacín de golpe. Tres minutos han sido suficientes y los he sacado a agua fría. No quería poner hielos porque queria que se mantuvieran aún calientes, pero cortar un poco la cocción para que no se quedaran demasiado blandengues. Tenemos que conseguir que pierdan la textura de crudo, se queden blandos pero no blandengues. No sé si me he explicado bien.

Mientras cocían he pelado con el msimo pelador, el de tomates rojo que os enseñé un día -lo tenéis en utensilios-, tres tomates de rama que estaban bastante rojitos y maduros. Los he cortado en gajos como del tamaño de los de naranjas y a la sarten con una chispa de nada de aceite. Un pelín de sal y otro de azúcar, saltearlos a fuego vivo unos 5 minutos (mientras cuecen los falsos tagliatelle, los enfrío un poco y escurro bien). En el último minuto he añadido a la sarten 4 hojitas frescas de albahaca.

Montar en el plato que os guste una especie de "volcan" de los tagliatelle sobre la que espolvoreamos un poco de sal de maldon y un chorrito en hilo de aceite de oliva virgen. Luego colocaremos en el centro los gajos de tomate y la albahaca y para decorar un hilo de aceite alrededor del "volcan" y un par de hojitas de albahaca frescas en el centro del plato. Voilà! Ya tenemos tagliatelli, eso si.....falsos falsos. Pero ricos ricos, os lo aseguro. Si queréis podeis rallar un poco de queso tipo parmiggiano encima, al gusto posibilidades dietéticas.

Qué gusto poder comer bien, habiéndo creado un plato que visualmente es una cosa, luego otra, sigue siendo rico y sano. Todo en uno.

2 comentarios:

Dolorss dijo...

Estupenda receta, sencilla, rápida, sana, natural, rica y .....te permite tener la conciencia tranquila, je, je, je, ...
Eres una artistaza, Muuuuuuuaaaaaa!!!!

VelSid dijo...

Mmmmhhh sí, que rica, esta receeta es como para abusar de ella ;)

Besos

Related Posts with Thumbnails