jueves, 1 de mayo de 2008

CREMA DE GUISANTES CON YEMA Y POLVO DE IBÉRICO

Tenía ganas de verde. De mucho verde. Y esta vez quería verde puro. Es decir, sin natas, cremas de leche, ni leches en vinagre.
Así que he hecho esta receta tan sencilla....que se puede hacer en unos 10 minutos!
Lo importante es hacerlo con guisantes (congelados) de los superfinos. Los normales no me hacen mucha gracia porque tienen la piel muy gruesa y al hacer la crema, la textura no me gusta.
Ingredientes:
- 500 gr de guisantes extrafinos
- agua hasta cubrir los guisantes
- 1 taza grande de caldo vegetal
- 1/2 a 1 taza de leche
- 1 yema de huevo por persona
- virutas o polvo de jamón ibérico
- sal, aceite de oliva

Cocerlos en agua, justo por encima de la superficie de los guisantes. No echaremos sal, porque prefiero salarlos una vez triturados. Con sólo cocerlos unos 8 minutos, tendremos suficiente. Quiero que el color verde intenso de la clorofila permanezca en la crema. Si los cocemos mucho tiempo, el verde brillante se convierte en un verde más claro y opaco.

Una vez cocidos, los trituramos bastante tiempo en la misma agua de cocción, añadiéndo una taza de caldo vegetal. He dicho que no he puesto leche, pero he puesto un poco. La suficiente para darle un toque de crema pero no tanta como para que el verde se "aclare" con el blanco de la leche. Aproximadamente de media a una taza. (Echar primero media, batir y ver...y volver a echar en todo caso algo más).
Ahora es cuando salaremos y en todo caso el que quiera, echar una cucharada de margarina o mantequilla. (el toque que le da es muy rico).
La yema la he escalfado un minuto en agua hirviendo con sal. He querido que sean unos guisantes con jamón y huevo escalfado....algo diferente. Los guisantes en crema, el huevo lo he dejado en yema de huevo y el jamón en virutas o polvo de jamón que hemos metido al horno a baja temperatura hasta que queden crujientes y luego al enfriarse cortar con un cuchillo o triturar.

Serviremos poniendo la crema en el plato, con la yema en el centro, sal de Maldon, el polvo o virutas de ibérico y un chorro de aceite de oliva alrededor de la yema.
Al comerlo podéis romper la yema y mezclar todo con el jamón. Está buenísimo. Y es sano, que también es importante.

1 comentario:

azufrito dijo...

Tiene una pinta genial... yo voy a sustituir el huevo escalfado por una flor de huevo (al estilo de Arzak), con un poquito de azafrán.

Related Posts with Thumbnails