viernes, 23 de mayo de 2008

COMER EN LA COCINA DE SANTI SANTAMARIA

No voy a engañaros. Tengo ya ganas de comer en Can Fabes desde hace mucho tiempo (bueno, y en Can Roca....y muchos otros). Están en mi lista de top ten "futuribles".
Con esto del follón que se ha montado con las declaraciones tan controvertidas de Santi Santamaría y las correspondientes de diversa procedencia, pero unificadas respuestas de reproche por parte de muchos cocineros solventes y de renombre, no sé si tengo más o menos ganas de ir a su restaurante.

Estoy como.....y ahora qué hago? No lo tengo muy claro. Supongo que tengo curiosidad por comprobar la ausencia en sus creaciones de "aditivos, el uso excesivo de la metilcelulosa y de otros productos no naturales" que ha criticado. Pero también antes quería probar sus platos y no estaba todo este jaleo, así que ya veremos como sigue el culebrón.

Pero lo que sí os tengo que decir, es que curioseando por la página web del restaurante con el interés de saber si había hecho declaraciones de algún tipo, me he encontrado con una sopresa muy agradable. Resulta que se puede comer en Can Fabes, por supuesto como un comensal cualquiera en el comedor, pero recientemente ofrecen también la opción de cenar un menú exlusivo, en la única mesa que han instalado dentro de la cocina y poder ver in situ cómo se trabaja en una cocina de un restaurante de esta categoría. Se puede comer o cenar mientras se vive en directo el trabajo del equipo junto con Santi Santamaría a la cabeza.
El precio de este exclusivo menú es de 250€ con un máximo de 6 personas para esta cena en un lugar tan privilegiado (aunque supongo que para los que sólo ven la comida como algo que se ingiere y está "bueno o malo", no tendrá el interés que por ejemplo tiene para mí, que lo considero un arte.)

Os recuerdo que Santi Santamaria, de 43 años, es colaborador semanal en el periódico de Barcelona "la Vanguardia" además de cocinero. Se convirtió en un cocinero famoso desde su Sant Celoni natal (pueblo al norte de Barcelona), y es allí donde desde hace 20 años dirige "El Racó de Can Fabes", que es un restaurante tres estrellas michelin desde 1994. Además posee dos estrelas por el madrileño "Sant Celoni" y otra más por el "Evo" que es el restaurante del hotel Hesperia Tower Barcelona.

A pesar de ser el cocinero que más estrellas michelin acumula, aparece sin embargo en el número 31 en la lista S. Pellegrino de los 50 mejores restaurantes del mundo con su restaurante Can Fabes.

Yo qué queréis que os diga? Voy a empezar a ahorrar desde ya porque me gustaría poder ir! Aunque sospecho que si la mesa es para 6, supongo que siempre estará reservada para grupos y no creo que la reserve para una pareja. Habrá que enterarse!!
Tengo la sensación que la experiencia puede ser muy interesante por partida doble. Por probar un sitio con una cocina como la de Santamaría pero en este caso por hacerlo además entre sus fogones, no os parece?
Espero que todos los detractores que le han salido ultimamente, no se me echen encima. Venga, que también quiero ir a vuestras cocinas a comer, Juan Mari, Andoni, Ferran, Carmen, Quique, David (varios), Joan, Paco, Koldo, José Andrés, Karlos, Pedro, Martin, Sergi, Oriol, Mario, Dani, etc. sólo falta que me leyerais y que ofrecierais la posibilidad de comer en vuestas cocinas. Sería un puntazo!!!!!!!!!!!!!
Aunque entiendo que mucha gente prefiera encontrarse el truco de magia ya realizado en el plato y no ver cómo se realiza para no perder ese encanto que perdura cuando sabes que lo han hecho sin percibir cómo....

7 comentarios:

natanael de caná dijo...

hola soy natanael y estoy visitando tu blog,me encanta y me encanta ,no se de donde sacas tiempo,me e parao en este articulo y te dire que santi lleva ya bastante tiempo haciendo amagos sobre estos comentarios que an salio,y no se hasta que punto lleva ese hombre razon,hay una cantidad de cocineros jovenes con la escuela de esos grandiosos cocineros que le faltan los años de aprender,ellos pueden saber una carta entera de un restaurante y con esa materia prima que la mayoria no la conoce ,pero e de decirte que la base de la cocina empezando por las adversidades que nos encontramos en el dia a dia dentro de una cocina normal a ellos le falta .pero volviendo a tu comentario,te aconsego que comas en el restaurante y NO en la cocina,podras disfrutar mucho mas sentada con tus acompañantes y comentando los platos y desgustandolos ,porque dentro tus pensamientos te llevaran a otros lugares y cuando se come en esos restaurantes son para disfrutar con la comida y el servicio.te pongo de favorita y estaremos en contacto

LOCADEBARNA dijo...

bienvenido natanel. Da gusto leerte por aqui (sobre todo en estos tiempos que parece que escribir un comentario es algo extraordinario).
Estoy ahora precisamente redactando dos post futuribles hablando de algo que mencionas.
Uno es un poco el jaleo que nos traemos con los nombrecitos. Existe una cocina y de ahi derivan las demás o cocina fusión, de vanguardia, minimalista, molecular, creativa, de autor, de mercado, tradicional, ....etc. son todas diferentes?
El otro habla de que parece hoy en día que si no se es moderno, si en tu carta no haces platos especiales, con muchas especias, nombres largos, texturas diversas, colores combinados...no eres trendy. No estas del lado de la "alta cocina". Y hoy en día todos quieren ser Arzak, Adrià etc. Y claro, eso no es factible.
Bueno, son dos temas que plantearé y a ver qué sale. Me gustaría crear un debate real en el que pudieramos compartir opiniones. (Pero supongo que será otro/s post sin más).
De todas maneras, secundo tu opinión de seguir en contacto
un saludo nocturno

Margot dijo...

Hola a los dos.
Estoy de acuerdo con Natanael, creo que en la cocina, no podrias estar al lado de ellos, mientras cocinan tu estarias sentada en la mesa, y viendo como todos estan cocinando y van de un alado a otro, y tampoco verias nada en concreto.
Creo que es mejor estar sentado y relajado, y sentir como cada bocado que ingieres va entrando por todos tus sentidos y disfrutando de cada momento.
Fijaros que tonteria, el dia que vi la noticia del comentario de Santi Santamari, por la noche soñé con el, teniamos una discusión y como lo vi estaba delgado, será una premonición de que le vienen malos tiempos y adelgazará por un estado de estres? Eso es un decir...
Besos preciosa.
Saludos NATANEL.
Margot

Anónimo dijo...

A mi me encantaría entrar en esa cocina o en cualquier otra donde se pueda aprender de los que saben más que yo. Además siempre que he ido algún restaurante, mientras espero, siento la curiosidad de saber que está pasando en la cocina, esto solo me ocurre en el teatro, otra de mis aficiones.Esperanza

LOCADEBARNA dijo...

hola anonimo, yo como tu y a pesar de lo que opinan natanel y margot....sé que disfrutaría viéndo todo.Quizá no de la misma manera que en la mesa, pero igual que el que vea un desfile desde el backstage, se aprecian y disfrutan otras cosas que normalmente es imposible ver.

Esther Sánchez dijo...

Yo estoy deseando ir! :)

Iñaki dijo...

Hola Locadebarna...

Si te sirve de algo la opinión de alguien que haya probado El Racó de Can Fabes, te diré que vayas, y que vayas a la mesa. (Luego haces lo que te venga en gana, faltaría más.)

Yo estuve antes de desatarse la polémica, a pesar de que ya eran conocidas las diferencias de concepto entre unos y otros (que en realidad están lejos y no tan lejos, no sé si me entiendes.)
Bueno, la cocina me pareció sensacional... no intentaré definirlo mucho porque creo que mis limitaciones no le harían justicia a cocineros de este nivel.
Te recomiendo en mesa porque básicamente es la intención con la que trabaja el restaurante... todo está pensado en realidad para que te sientes, y pidas el menú degustación... y entonces empieza algo que queda a caballo entre la cocina y el ballet, todo perfectamente coordinado...

Bueno, dicho de forma un poco pomposa... pero sí creo que en este tipo de restaurantes lo mejor es ir, y de forma abierta abrir los brazos (y la boca) para recibir lo que quieren ofrecerte, tal como lo han pensado, porque está todo muy pensado... pero lo mejor es ir, probarlo, y decidir por uno mismo.

Sobre la polémica, debo decir que creo que lo más grave es el tono de Santi, que pienso que ha sacado las declaraciones de forma oportunista y en un tono polemista. Pero de fondo, decir que deberíamos saber exactamente qué productos consumimos es algo bastante coherente, y sobre el usar unas técnicas u otras, creo que es algo que queda al criterio de cada chef, y que no debería poder ser criticado más allá del resultado final del plato.

Sí creo, sin embargo, que aunque me encante probar cosas nuevas y las múltiples creaciones de la cocina de vanguardia, a menudo estos animales de las cocinas corren el riesgo de caer en el snobismo, y el problema de la alta cocina es que ha regado el mundo de restaurantes que sin tener la calidad, se las dan de nouvelle cousine y de creacionistas. Cobrándote desproporcionadamente a lo que te sirven, con la excusa de subirse al caballo de moda.

Un saludo, y perdón por extenderme tanto.

Related Posts with Thumbnails