lunes, 26 de mayo de 2008

GRESCA RESTAURANT NO ES UN BISTRONOMIC

En la pasada sexta edición de Madrid Fusión, se habló de un nuevo concepto en restauración, el llamado Bistronomic.

El término, acuñado por el crítico gastronómico Pau Arenós, procede de la francesa "Bistrot" (especie de cafeterías francesas donde se puede comer a diario) y la palabra "económico" convirtiéndose en "bistronomic".
La idea en sí, me parece muy muy buena.
Se trata de una cocina de autor que se desarrolla en establecimientos urbanos, serios pero no demasiado informales, en los que la premisa es ofrecer al comensal una calidad de materia prima ajustada de precio y más elaborada y mejor presentada de lo que suele ser habitual en restaurantes de diario. También intentando que los productos sean de temporada, de mercado. sin que ello suponga un incremento en los precios.

Repito: la idea me parece buenísima.

Lástima que Rafa Peña y Mireia Navarro que son la pareja que regenta el "Gresca Restaurant" del Eixample barcelonés, y que fueron los que en Madrid Fusión elaboraron una respresentación de esta idea, cocinando un menú del día de su restaurante, no hayan logrado esto que pretendían. Y eso que están teniéndo muy buenas críticas de entendidos en la materia, y si muchos están de acuerdo, algo de bueno habrá!
Al menos en lo que se refiere a este concepto de Bistronomic.

En el Gresca, sirven un menú degustación por 45€, que no sé si de Bistró tendrá, pero de "economic" cero.
Luego tienen la carta con precios que oscilan entre los aproximadamente 10 y 20 € y por último está este "menú diario" y repito es "menú diario" no "menú degustacion". Menú que ofrecen por 18 euros.

Bueno, vamos a aceptar que no siendo de lo más económico que podamos encontrar dentro de los llamados "menús diarios", sea un precio razonable para desarrollar el concepto del que hablabamos. Cocina creativa, con producto de calidad, de mercado.... Vale. Acepto. Esta cocina me gusta mucho. Y acepto que tampoco sea necesario poner cantidades como para un albañil....

El restaurante, situado en la Calle Provença, es un local con un ambiente agradable, decorado con estos colores minimalistas tan de moda en negro y tonos de la gama de los blancos, con no muchas mesas (recuerdo aprox. unas 12) y recomendable reservar precisamente por este aforo limitado. El ambiente al entrar, es realmente agradable.
Vamos a lo que vamos. Eramos tres personas para comer. Una de ellas, Garbancita, del blog I+D en mi cocina, a la que he tenido oportunidad de conocer esta semana y con la que hemos dado más de un garbeo por Barcelona.

Por supuestísimo, las dos cámara en mano, teníamos claro que ibamos a hacer la crónica del suceso. Y digo bien suceso, porque eso es lo que fue.

Nos trajeron un aperitivo de crujiente de parmesano que eran unos triángulos como podéis ver en la foto y dedujimos que sería pasta brisé con parmesano horneado y un toque final de pimentón. Un poco salados, pero al fin y al cabo un muy buen detalle para dar comienzo para lo que iba a ser un menú diario.

El menú diaro que se ofrece en el Gresca, se compone de dos entrantes, dos platos principales y dos postres a elegir uno de cada. (No demasiadas opciones, la verdad. Creo que tres sería más adecuado, pero tampoco pasa nada y tampoco mucha opción para vegetarianos).

Dos personas optamos por el "Tartar de mero" (de temporada) y la otra por "Ravioli de queso con albahaca". El tartar a mi me gustó, con alcaparras, mostaza, eneldo...lo típico. El pescado correcto aunque una cantidad justa. Excesivamente precaria. Pensamos que por ser pescado fresco (aunque de temporada)....vale.

El ravioli era eso. Una especia de cuenco de pasta fresca relleno con queso, unos trozos de tomate natural y una hoja de albahaca fresca salteada. Estaba bueno, con sabores muy puros, y posiblemente la ración más "normal de todas, aunque en la foto parece más de lo que era.

De segundo nos decantamos los tres por "Costilla de cerdo lacada". La otra opción era un Suquet de pescado.

Las costillas (dos) con muchísima cantidad de grasa (demasiada), bien de sabor, muy poca carne y no demasiado melosa como yo las esperaba, ya que las había probado en el Kursaal de Berasategui en San Sebastián, cocinadas practicamente igual (pero más cantidad y más jugosas).

Aquí es donde los tres nos miramos y dijimos: No, así no. Un producto que de coste es muy bajo, por mucho que venga lacado y un poco de un buen puré casero de patata....no. No les hubiera costado mucho más, (más bien poco) poner una ó dos costillas más por personas y así tal vez, y digo sólo tal vez, habríamos sentido que ya empezabamos a estar sin hambre.

Detalle paralelo que comento para poneros en situación en todos los aspectos.
Nos sirve pan la camarera al principio. Buenísimo, caliente, de elaboración supongo propia.
De nota.

Bien, pues no volvieron a pasarse por la mesa en toda la comida a ofrecernos pan. Y el trozo era un cuadrado de 5x5 y 2 centrimetros de alto. Vale, podíamos haber pedido pan. Pero si el rollo va, de que se supone que son de más categoría que un restaurante de menú donde te ponen la panera y punto y come lo que quieras, sino que te lo traen reciente, te lo colocan en plato de pan....no pierdas el punto que habías ganado descuidando eso, no os parece?

Y de postre elegimos, yo pastel de limón y ellos una especie de mousse de chocolate en una quenelle con una galletita crujiente como un hojaldrito dulce y una hoja de chocolate.

Rico, mi pastel muy rico. Y ellos dijeron que también de nota. Pero vuelta a lo mismo. Escaso. Muy escaso. Comprobamos estupefactos mientras hablabamos del tema que a los que pedían el postre de carta les traían doble de todo. Otra vez reitero mi argumentación de que un poco más, ya no digo el doble por eso de que entonces sería carta, un tercio más...y no nos habríamos ido con tanta hambre como para en una tienda de chuches de al lado plantearnos comprarnos unos donuts y unos kikos.

La factura, y no se me olvida, 70,42€. Sin vino ni cervezas. Agüita clara.

Pensaré que este Bistroeconomic ha querido economizar demasiado. ¿Tendría que probar la opción carta o menú de 45€ para salir satisfecha y sin hambre? No sé si me animaré, la verdad.
Aunque la idea sigo reiterando que es muy buena, e intentaré conocer otros restaurantes con esta filosofía del menú diario de calidad. (la próxima vez por si acaso me llevaré los donuts en el bolso. Para el café!).
Aunque pueda parecer una crítica dura, los tres comensales salimos igual de cabreados y con la sensación de que no podían ser así las cosas. Y dado que no quisimos montar "gresca" en El Gresca, no dijimos nada (ni nos preguntaron: qué tal todo?) pero a la hora de pagar, dejamos nuestro mensaje alto y claro. Eran 70,42 y dejamos 70,42! Más claro, agua.

Al final, el mensaje que pretendo emitir es este: me da igual si el menu es de cocina creativa, de autor, de mercado, de fusión, de vanguardia, gallego, tradicional...más caro o más barato. Lo que pretendo yendo a comer, no es ni más ni menos que comer y no tener que acabar de postre con un bocadillo.
pd: como he puesto entre los comentarios y dado que las críticas han sido muy buenas,volveremos a darle una oportunidad y si realmente es que si, yo lo justo es justo, lo diré. Veremos.....

14 comentarios:

VelSid dijo...

No me extraña que pasarais hambre Astrid, muy buena crítica, justa, que es lo que importa. Nosotros estuvimos presentes en la ponencia de estos jóvenes restauradores en Madrid Fusión, y bueno, visto lo visto nada es lo que parece.

Cabe destacar que no vemos cocina creativa en los platos que comisteis y sabemos de buena tinta que por menos dinero se puede comer muchísimo mejor en Barcelona.

Esperamos que no pretendan aprovecharse de haber subido al escenario de MF para llenarse los bolsillos, porque con los ingredientes que conforman el menú, los beneficios que obtienen son exagerados.

Saludos

LOCADEBARNA dijo...

he de reconocer que echando un vistazo por internet he encontrado bastantes entradas en referncia al restaurante. En general positivas. La gente no debe tener tanta hambre como nosotros tres?? Otra cosa que no he comentado es que se puede fumar sin parte de no fumadores, cosa que me revienta. Tener que comer algo que quiero degustar de modo especial oliendo el cigarro de otro no me motiva.

Margot dijo...

Hola preciosa!
Me ha gustado mucho tu crónica de de esa comida en el Gresca( yo hubera pedido el pan;))))
Pero te diré mi opinión personal y una pregunta.
Seguro que si estoy con vosotros igual me quejo eh!!
Pero...
Mi pregunta es...
No estaría muy bueno y por eso esa necesiad de querer un poco mas?
Yo soy de las que prefiero un mini bocado exquisito, a un trozo mediocre, pero esa soy yo.
Claro que si esta bueno, y la porción es generosa, mejor que mejor.;)))
Que te voy a contar a ti, que cocinas delicatessen.
Pero entiendo que la cocina hoy en dia es minimalista, y con lo cual lo acepto asi.
Pero creo que eres de muy buen comer verdad? ja ja ja.
Es que los de Bilbao sois la Ostia!! ja ja ja

Y te entiendo perfectamente, yo soy de las que me quejo si algo no me parece bien.

Hace poco comí en un restaurante, y me pusieron como detalle de la casa ...queso Idiazabal con mermelada de mango, el diámetro del bocado, era casi como un sello, pero a mi me pareció bien, porque estaba exquisito.
Besos preciosa!!
Margot

LOCADEBARNA dijo...

A ver, por partes.
Number one....soy de San Sebastián!!!! jjajaja pero bueno, que ningún bilbaino se ofenda, simplemente por puntualizarlo.
Segundo, no soy de comer grandes cantidades. De hecho, muchas veces como plato único o en todo caso dos entrantes. Y a diario no como nunca postre. (salvo excepciones).De hecho, el que me gusten tanto los pintxos es por eso de que me gustan dos o tres bocaditos más que dos o tres platos enteros.
Tercero. Fuimos tres los que opines unánimamente que fueron cantidades excesivamente escasas.
Y por último...he dicho que estaba bueno casi todo. Pero que la idea de que sea un menú diario implica que no es una degustación (donde las raciones son medias raciones o incluso menos). De lo que me quejo es de que lo vendan como menu economico. Si comieras a diario ahi (sin tomar vino) porque trabajes cerca....son 500€ al mes! Entonces, por unos 25€ en los que al final se queda el menu con el agua y la propina...joer, pues ya no son 12€ que es lo que vale un menu de los que come cantidad de gente a diario. Por lo menos dame de comer bien en calidad y también en cantidad. Vuelvo a repetir que lo que comentamos los tres es que solo hubiera sido necesario un poco más en cada plato.Y teniéndo en cuenta que el plato principal era muy muy barato como la costilla de cerdo.
Volvere a darles una oportunidad para quitarme esta espinita....

Margot dijo...

Venga, esperame que me vengo contigo.
Ostras tengo 3 comidas en Barna con dos amigas y tu,( lo nuestro era un café) ja a ja.
Pero y si nos juntamos las tres y matamos ese pájaro de la pereza que me mata?ja aj aja.
Bueno, lo dicho, esperame....
Besos.
Margot

Dolorss dijo...

Lo peor que te puede pasar cuando vas a un sitio, el que sea, es que te sientas engañado. Aunque la comida sea exquisita, el trato agradable, y todo esté bien, ... si te quedas con decepción ...malo.
Si pagas una cantidad de dinero y estas de acuerdo con ella, puede ser muy alto el precio pero lo pagas a gusto,pero en este caso veo que la relación calidad-precio no era equilibrada (dile calidad, dile cantidad, dile como quieras).
Tu vas a un sitio con una idea preconcevida, es un menú económico de categoría, y sales "vacío" de bolsillo y de estómago.
Aunque creo que hay que dar una segunda oportunidad, pienso que ya vas con reticencias.
ya nos dirás la próxima vez que tal

LOCADEBARNA dijo...

dolorss has dicho exactamente la clave de lo que yo comentaba ayer durante la comida. Yo puedo pagar 9, 12, 20 o 100 por un menu. si lo pido, es que acepto ese precio sea, el que sea.Ya no se trata sólo de si es caro o barato. Es el precio que yo he aceptado pagar. Pero yo a cambio espero algo. Y si no lo recibo no me gusta.
bueno, como dices, dolorss...le daré otra oportunidad (con reticencias como dices).
Margot, cuando quieras, me dices. Para café, para menu, para agüita clara si hace falta, pero para unas risas seguro.
un beso a las dos

manel dijo...

astrid, me parece estupenda tu crónica y comparto tus opiniones, 25 euros por una comida escasa que te deja insatisfecha no puede ser considerado un bistronòmic, ni merece volver a darle una segunda oportunidad.
lo digo no sólo por el resultado, que un mal día lo puede tener cualquiera, sinó por la altanería que subyace en el trato que se trasluce de tu crónica, y que he encontrado en otros restaurantes que han adquirido cierto renombre y no saben responder a la nueva situación.
yo hubiera reclamado in situ y, desde luego, como dice la dolorss, si vuelves será con reticencias y temores, y difícilmente vas a disfrutar, y a lo mejor ese día has elegido un menú degustación que al final te saldrá por más de 50 euros...
en barcelona hay muy buenos restaurantes que probar antes de repetir uno que no te ha gustado. aunque es sólo mi opinión.
suerte y hasta pronto!

natanael de caná dijo...

comparto la opinion de dolorss, pages lo que pages,no puedes salir con la duda de que te an dao coba,
mi opinion es que cuando tu elaboras un menu ,ya sea de para muchas persona ó pocas,de tres platos o de ocho, aparte de cambios de sabores, tiempos y todo lo que lleva esto de los menus ,es muy importante las cantidades, que cuando te pongan el ó los postres solo te quede sitio en el estomago para eso ultimo bocado y de esa forma todo es normal,ya que si si cuando habeis salido del restaurante os tocarais la barriga con satisfaccion de satisfechas el comentario ubiese cambiado bastante .saludos

Anónimo dijo...

pues que sensación te habrá quedado de desilusión si fuiste pensando que ibais a comer bien. Y por bien, entiendo bien en calidad y cantidad (auque tu apunte de que es verdad que no hace falta comer un montón, pero sí lo suficiente). Si dices que las tres personas habéis salido con hambre y estáis de acuerdo ya no es si tu comes mucho o no, sino que os dieron poco, está claro. Se están pasando con esto de la cocina moderna, aunque a mi me guste mucho.
belencia37

Anónimo dijo...

Gresca es uno de los peores restaurantes de Barcelona: caro, pretencioso, insulso y de mal gusto. Una tomadura de pelo. Y la pareja que lo regenta, siniestra.

annebeth dijo...

Hola,

He leido tu experiencia en el Gresco y me gustaria saber si tu conoces algunos restaurantes buenos, donde SI te parece que han adoptado bien la idea Bistronomic?

Gracias

Anne

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Quizás tengas razón. No sé, la última vez que fuí e dejó un poco decepcionado. Buena cocina, pero le faltaba un punto de "gracia", algún aperitivo más por ejemplo, porque esas tejas son muy tristes.

¡Un saludo!

WWW.TISONDEA.COM dijo...

Hola a todos, quizás llegue tarde pero acabo de enterarme de que esta maravillosa cocina que combina productos de primera calidad con raciones de las que se come, creatividad y optimo servicio...en un sitio bonito..se llama BISTRONOMIC! que pasa con las 3 bes de BBB? bueno bonito y barato? Soy italiana y al aprender español (vale ..se que me falta todavía mucho por aprender) vi con felicidad que las palabras en inglés (que en Italia utilizamos hasta olvidarnos de como se trasladarían a nuestro idioma) aquí las traducís al español y las utilizáis en español, eso está muy bien...la única cosa: sandwich ya que se mantiene hay que pronunciarlo bien y marketing por favor he visto algunas impresas buscar un junior marqueting!! Que horror! bueno a lo que iba...bueno, bonito y barato no es suficiente para expresar este logro culinario? porqué buscamos nombres complicados cuando se trata de nombrar una cocina que se supone nace desde las bases de que "ya basta de artefactos, ya basta de “si quieres calidad la pagas cara”, ya basta de tomaduras de pelo. De esto se trata. Y si tú, cocinero, te haces llamar bistronomicocinero pues ¡dame lo que me prometes! no es fácil realizar este milagro, le llamaría yo, del BBB pero se puede conseguir y si no me creéis venid a vernos! Desde hace 3 años tenemos un restaurante en Cullera, en primera línea de playa comes exactamente a lo "BBB" pero también tienes unas vistas espectaculares al mar...y el precio es de verdad económic! 12,50 un menú impresionante!Cierto que los márgenes son los que son y cuesta muuuucho trabajo encargarte personalmente de la elección del genero, estar encima, todo el rato, de los productos y de como se portan de que si esto es mejor, que si esto es peor, de la compra, del servicio y de que el camarero ha discutido con su novia...pero con voluntad y pasión...mucha voluntad mucha pasión y respeto para los clientes se puede conseguir! No llevo yo el restaurante si no que mi pareja un español al que le encanta comer bien así que todo esto es casi una dedicatoria! "Bistronomic"...no tenía ni idea de que esta filosofía de cocina tuviera un nombre y que estuviera clasificada ya...y tampoco me gusta que se siga encasillando cada cosa pero me alegro de que algunos de los inalcanzables restaurantes con sus inalcanzables clientes quieran ofrecer su comprobada profesionalidad (algunos…y ¿es esto altruismo o es que no le queda más remedio?)también a los que desean que el dinero que gastan esté bien gastado porque no les da igual que aquella noche no hayan comido bien porque estamos en una época en que para alguien aquella noche será la única dedicada a una cena fuera de casa, en todo el mes. Y a este propósito deseo recordar que existen personas que podrían perfectamente hacerse pasar por inalcanzables si lo quisieran pero que su educación (que debería de estar presente en cualquier situación) no se lo permite.Gracias y viva la sencillez! Lo que deseo trasmitir es que¡ tengo una gran gana de que todos seamos lo que somos en realidad!
Es que la sinceridad lo es todo, también en un plato.
A Javier de Laura

Related Posts with Thumbnails