viernes, 25 de abril de 2008

TARTALETAS DE CREMA DE ESPINACAS A LA CATALANA

Antes de vivir en Barcelona, de vez en cuando comía crema de espinacas por ejemplo en crep o en lasagna. Incluso una especie de empanada de crema de espinacas....pero aqui he conocido las espinacas a la catalana que son con unas pasitas, unos piñones y unos trocitos de bacon.
Hoy me apetecía comer verdurita y tenía unas espinacas congeladas de esas que vienen en bloques y enseguida lo he pensado. Siempre tengo piñones y tengo pasas. Y ...bingo! tenía un par de lonchitas de panceta o como dicen aqui en Catalunya, cansalada (vendrá de "carne salada"?).
Pues no tiene mucho misterio el asunto.

Una plancha de hojaldre que compre ayer. Forro unos moldes redondos que tengo y que me gustan mucho porque son antiadherentes y la forma es con bordes ondulados (que por cierto, compré en la tienda Foc de la Boqueria que os he presentado hoy mismo).

Encima de los moldes ponemos peso (yo tengo unas alubias especialmente para eso), y a horno precalentado unos 8 minutos. los sacamos, quitamos las alubias y reservamos.
Ponemos un puñado de pasas
Mientras se estaba horneando la tartaleta un poco, cocemos las espinacas que hemos descongelado, en agua con un pellizco de sal y otro de azucar. No las cocemos mucho porque luego van a cocer con la leche y al horno. Unos 4 minutos. Las colamos bien porque en el agua se va mucha parte del amargor que llevan. Es curioso que las espinacas en crudo no sean amargas. Habéis comido alguna vez ensalada de espinacas? Yo la hago en un plato, sólo espinacas, un chorro de aceite, el zumo de un limón y queso parmesano rallado fino....os aseguro que son adictias!

Bueno, sigo que me enrollo que da gusto. Una vez escurridas bien las picamos sobre una tabla.
En un cazo o cazuela ponemos una cucharada de margarina o mantequilla (bueno, nunca lo digo pero yo suelo cocinar como para dos o tres raciones, a no ser que sea para cenas o comidas no suelo hacer más cantidad. Lo digo por las cantidades).

Cuando se ha derretido le añadimos dos o tres cucharadas de harina y la rehogamos. Vamos añadiendo leche hasta hacer una bechamel ligera (entre medio litro y 3/4). Y cuando esté le añadimos la espinaca picada. Un par de meneos y ya tenemos la crema de espinacas que salaremos al gusto.
Ahora lo que haremos será mezclar la crema con las pasas que se han hidratado un poco y rellenamos con esta mezcla las tartalestas. El horno lo hemos dejado encendido a unos 180º.
Encima de las tartaletas ponemos unos trocitos de panceta cortada de lonchas o en tacos, unas pasas y unos piñones al gusto. En el horno se harán bien.
En unos 10 minutos, el hojaldre estará hecho del todo y los piñones y panceta horneados. Si queréis podeis darle un golpe de gratinador o soplete a la superficie para dorar los piñones.

Sacar las tartaletas, dejar que se asienten 5 minutos y emplatar. Estaban buenísimas pero es que las espinacas me gustan de todas maneras. Estas tartaletas se pueden hacer en formato mini en esos moldes que vienen ya hechos como de pasta brisa que compro en Mercadona.
Popeye el marino soy.....pipiiiiiiii!!!!!!!!

2 comentarios:

Dolorss dijo...

Pues unas tartaletas divinas!!!!
Las espinacas con las pasas y piñones son deliciosas. Y encima es comer sano.

LOCADEBARNA dijo...

Verdad que si? a mi me chiflan! Y se pueden hacer en distintos tamaños y con distintas pastas. Con hojaldre, con pasta brisa, con pasta philo, en las conchas de vieira que uso mucho como recipientes....
esta es una de las recetas catalanas que adoro.

Related Posts with Thumbnails