lunes, 18 de agosto de 2008

PINCHOS DE POLLO SATAY CON ARROZ

Como el Estado de archipiélagos más grande del mundo, Indonesia tiene una enorme variedad de alimentos diferentes, cada uno originado en una isla diferente.Con toda esta variedad, sin embargo, hay un plato único que puede ser encontrado en cada provincia. El Satay (saté en Bahasa Indonesio) puede ser llamado la comida nacional de Indonesia y el número de variaciones del plato es casi interminable - satay tegal, satay madura, satay lilit, satay padang, satay meranggi y satay kulit, para nombrar solo algunos.En Indonesia, diferentes satays significan diferentes ingredientes, métodos de cocción y gusto. Sin embargo, la internacionalización del satay ha conducido a muchas personas a pensar que hay sólo una clase - brochete de carne asada en salsa de cacahuete-, aunque se ha de reconocer que es la más famosa y conocida, y la receta que voy a intentar hacer hoy.

El Satay es servido tradicionalmente con arroz caliente.


Para las brochetas de pollo satay (se puede hacer con carne de ternera también):
- 400 gr de pechuga de pollo
- 1 dientes de ajo machacado
- un poco de genjibre fresco rallado
- 4 cucharadas de salsa de soja
- 1 cucharada de miel ó 5 gr azúcar moreno
- 100 gr de mantequilla de cacahuetes
- 1 chili picado o un poco de tabasco (si las queremos picantes)
- el zumo de una lima
- 1 cucharada de lemon grass en polvo
- un poco de pimienta molida al momento
- 1 cucharada de curcuma o curry
- sal c/n

Limpiar el pollo y cortarlo en dados no más de 2cm por cada lado, colocar en un bol. Ir echando los ingredientes de la lista. Al final mezclarlo todo con las manos y dejar reposar al menos 4 horas tapado con papel film en la nevera.
Una vez marinado el pollo hacer las brochetas. Yo las he hecho sólo con cuatro o cinco dados de pollo porque quiero que sean pintxos de un par de bocados. Tener los palos de brocheta en agua unos 25 minutos antes de ensartar la carne. Reservar

Hay varias opciones para cocinarlos. Uno es a la brasa, para quien la tenga. Otra es al horno unos 3 minutos por cada lado dando un toque de gratinado y por último hacerlos a la plancha o parrilla a fuego fuerte con unas gotas de aceite. Lo mejor es que quede un exterior dorado y el interior muy blando y sabroso.

Para la salsa de cacahuetes:
- 1 taza de leche de coco
- 3/4 taza de mantequilla de cacahuete
- 2 cucharadas de salsa de soja
- 1 cucharada de azúcar moreno
- 100 ml de nata espesa para cocinar (yo la he obviado porque con la leche de coco ya me vale)
- pimienta de cayena
- zumo de una lima y medio limón
- 1 diente de ajo machacado

cocinar la salsa en un cazo con todos los ingredientes por aproximadamente 15 minutos hasta que tome una consistencia espesa.
Preparar un arroz blanco aromatizado con zumo de lima para acompañar.

Emplatarlo como más os guste. Yo he salteado unos cacahuetes pelados para darle un toque crujiente a la salsa y lo he colocado todo como para comerlo entre todos acompañado del arroz y la salsa.

Estaba muy bueno, aunque he intentado acordarme si era así cuando lo probé en el restaurante Thai Gardens donde las comí, pero no me acordaba. Lo que es seguro, es que las vuelvo a hacer. Evidentemente ese toque exótico os tiene que gustar. A mi la comida Thai, China, India.....me traslada a otros lugares, me hace conocer otras gentes y costumbres. Comer comida de otros sitios es otra forma de viajar en el espacio sin moverse de casa, otra forma de culturizarse y abrirnos un poco de mente, que a más de uno le vendría genial!

3 comentarios:

Iris dijo...

Uf, qué buena pinta que tienen estos pinchitos, y ahora en verano tienen que entrar la mar de bien como tapita...

LOCADEBARNA dijo...

si, esa era la idea. En plan tapita para varias personas. Un par de brochetitas y un poco de salsa con arrocito. No es un primero ni un principal....

Hamzen Labrador dijo...

Me encanta esta receta. Para una tarde de domingo en casa estan fabulosas. Un saludito para ti...Bye.

Related Posts with Thumbnails