viernes, 15 de agosto de 2008

LAS CROQUETAS DE JAMON DE LA DESPEDIDA

Llevaba ya mucho tiempo Clarita pidiéndome croquetas. Mejor dicho "mis croquetas de jamón". Ella y mi cuñado Enrique son los que siempre me dicen continuamente que haga mis croquetas.

Total, que una cosa por otra, se me han ido pasando el tiempo y hasta ayer no fui a comprar unas puntas de Ibérico para las croquetas.

Y hoy me he puesto manos a la obra.
La próxima vez que haga la receta, prometo cantidades en gramos exactos, porque soy un desastre. Sólo puedo deciros que uso jamón bueno, leche, harina, mantequilla, pan rallado y huevo.

Mi txurri ha sido el que ha picado las puntas en trocitos, que se ha tirado casi una hora. Es muy meticuloso y quita todos los tendones, grasita.....


He puesto en una cazuela unas tres cucharadas de mantequilla junto con el jamón. Cuando se ha derretido y se han unido los sabores y soltado el sabor el jamón, he puesto cuatro cucharadas colmadas de harina. Vueltas -imprescindible las varillas- hasta que todo se junta y se forman unas bolitas. Vamos echando leche poco a poco. La leche entera. Yo no hago muchas veces croquetas, pero cuando las hago, con todas las consecuencias. Mantequilla, ibérico y leche entera son ingredientes clave. Vamos dando vueltas con las varillas y volviendo a añadir otro chorretón de leche. Así hasta que queda una crema espesita. La diferencia de mis croquetas, es que tengo el "punto"cogido, de manera que se deshacen al comerlas y casi casi se cae la masa al abrir la croqueta, pero consigo freirlas sin que se rompan.

Pongo la masa en una bandeja que he untado de aceite y la tapo con papel de plástico (pegado a la masa). La meto en la nevera unas horas e incluso en el congelador al final media hora antes de formarlas. Me ayudará a la hora de formarlas.

Para ello, necesito un plato con dos huevos batidos, otro con harina y otro con pan rallado. Y una bandeja donde colocarlas. Me pongo un poco de aceite en la palma de las manos y empiezo a coger masa y formar bolas por un lado y luego "tanques". Clara quería que hiciera croquetas-tanque, pero no tenía suficiente masa para hacerlas todas así. (El tamaño de una tanque es el doble o triple de la de una normal).

Las he formado y vuelto a meter en el congelador una hora.

A la hora de freirlas, he calentado el aceite de la freidora al máximo y preparado un plato con papel absorbente. Al estar medio congeladas, se hacen por fuera, y justo cuando empiezan a chisporrotear porque quiere salirse la masa del interior, las saco. Doraditas y crujientes por fuera y cremosas, suaves y sabrosas por dentro.
La niña ha puesto cara de extasis con la primera, cara de flipada con la segunda y cara de pavor con la última porque no había una siguiente.....

Me han dado un 12 de puntuación.....sobre 10!!! Así que me alegro que les hayan gustado las croquetas de la despedida.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Soi una d las k se a komido las croketas! Las croketas d Astrid se han convertido en mi comida favorita! Me han gustado dsd la primera vez k las probe, pero esta vez nose porque me han gustado mucho mas...me e comido tres croketas redondas y un tanke..!!me an encantado!

Clara

Anónimo dijo...

que suerte clara que las hayas podido probar. Por lo que he leído astrid ha hecho un montón de cosas que te han gustado. Creo que el chocolate te gusta bastnante no? a ver si tu también te conviertes en una gran cocinera como lo es ella que siempre nos sorprende con lo que hace
maría

Hamzen Labrador dijo...

Hola. De verdad que no entendi mucho esta receta. Me estoy metiendo en la cocina desde que que comence a leerte. Me detallas mas la receta para prepararlas. Gracias.

Anónimo dijo...

Con esa buenisisisima pinta que tienen no dudo nada de que estén deliciosas. Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Menudos bolones,estas croquetas no caben en la boca, ja ja

Anónimo dijo...

No has dicho cómo las rebozas. Yo sólo le pongo huevo y luego pan rallado. cuándo pones la harina? Me encanta la idea del congelador.

Manuel Barrientos dijo...

No es nada fácil conseguir que sepan a jamón jamón. Eso ya tiene mérito.

ah, siempre y cuando no sean sólo jamón, claro.

Anónimo dijo...

Las croquetas aún se me resisten aunque voy mejorando. Voy a probar el par de trucos que comentas respecto a utilizar harina y pasarlas por el frigo para freírlas en un plis-plás.

Gracias

Cuchillero

Marta dijo...

Hola Astrid, ¿cómo andamos? espero que estes mucho mejor, un abrazo desde Barcelona de una seguidora de tu blog.

Tengo algun libro de cocina y algunas recetas de la familia, pero lo cierto que desde que descubri tu blog, la loca cocina y las recetas de mi family son ahora mis libros de cocina.

Intenté hacer tuscroquetas (sólo sabía hacer de pollo y el proceso que yo sigo es bastante diferente) y la verdad es que es otro nivel, madre mia, son sabrosisimas, todo el mundo que las ha probado alucina porque son muy sabrosas y se deshacen al comerlas como tu comentabas.
Tambien he hecho el risotto pata negra, que pasada, riquisimo¡¡aunque la última vez le añadí unos champiñones.
Bueno, seguiremos haciendo hasta que se acabé el jamón que nos regalaron jeje.
Por cierto, el arroz negro lo intenté, perotodavia no le he cogido el punto me queda muy sosainas.
Un abrazo de una seguidora de tu blog. Cuidate mucho.

Related Posts with Thumbnails