domingo, 23 de septiembre de 2007

COCHIFRITO: HOMENAJE A EXTREMADURA



En un principio estaba pensado hacer unas brochetas de lomo adobado, pero en honor a la familia de mi marido y a él, a sus origenes extremeños, he decidido variar un poco la receta pero con casi los mismos ingredientes convertir esa carne de cerdo en cochifrito. He leído muchas recetas por ahi y ahi discusiones sobre la materia prima de esta receta. Si es cordero o cerdito.... lo que yo tengo clarísimo es que en Cáceres, en Carbajo que es el pueblo de mis suegros, lo que prima es el cerdo. Es el rey del mambo. Alli en los campos puedes ver cerdos de esos negros comiendo bellotas y paseando a su antojo. Lógicamente allí fue donde probé un lomo de cerdo fresco de eso de cinta de lomo....que era mantequilla. Yo no era fanática ni de la carne ni del cerdo pero allí uno se vuelve un poco más carnivoro. Hacen ellos mismos la matanza en muchas familias y tienen carne, chorizos, morcillas y de todo para todo el año. De alli también me trae mi suegra el aceite de oliva que usamos en casa y es....de película, pero vamos a lo que vamos que me enrollo.

Para lo que es la "chicha"

- 500 gr de cinta de lomo de dos colores (es más jugosa que la de uno)
- pimentón dulce de la vera
- 3 o 4 dientes de ajo
- hierbas provenzales
- aceite de oliva y sal

Para las brochetas "verdes"

- tomates cherry
- una cebolla o cebolleta
- dos pimiento verde
- palitos de brocheta

En una taza ancha o un mortero echar un poco de sal y los ajos picados y machacar con un mazo. Romper los ajos en trozos sin hacer tampoco una pasta. Echarlo en una fuente y añadirle una cucharada sopera de pimentón, hierbas provenzales y cinco cucharadas de aceite de oliva. Mezclar todo bien y echar el cerdo cortado en daditos pequeñitos (sé que los puristas pondrán el grito en el cielo con alguna de estas cosas pero mira, yo estoy improvisando!!.)

Dejar una noche en la nevera macerar.

Cortar el pimiento y cebolla en trozos grandes y preparar las brochetas de antemano como se quiera alternando estos tres ingredientes (tomates cherry, cebolla y pimiento). Unos cinco minutos antes de comer ponerlos en una sarten o plancha a fuego fuerte con un chorrito de aceite encima de cada brocheta. Darles la vuelta un par de veces y al servir echar un poco de sal de Maldon por encima.
Por otro lado y también poco antes de comer porque se hace enseguida calentar una sarten sin aceite a fuego fuerte y echar los trocitos de cerdo que teniamos macerando. Yo los reparto bien por la sarten y no los meneo hasta que estén bien torraditos por un lado. Luego les doy la vuelta con cuidado y cuando ya estan por los dos lados, aún los dejo que se queden bien doraditos. Todo ello no lleva más de 5 o 6 minutos.


Montar el plato como se quiera. Hoy era plato único y mi marido se ha empeñado en hacer su tipico platazo de patatas fritas....viva el colesterol!! Menos mal que las brochetas aligeran un poco el plato...jejjej


Espero que os animéis! Estaba de muerte.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que yo soy del partido de tu marido....la carne al poder!! Esta receta ya la tengo impresa y seguro que un día de estos que me apetezca colesterol lo hago. A ver qué sale.
luis

Maika dijo...

Bueno bueno, esta receta me la apunto para hacérsela a David que me da en la nariz que le va a gustar!
Ya te diré si le gusta o no.

Related Posts with Thumbnails